17/8/19

Recomendaciones para prevenir y combatir el mareo a bordo

El mareo es uno de los principales problemas que te puede amargar una travesía, tanto si lo sufres tú como si afecta a las personas que navegan contigo.

Incluso los navegantes más experimentados habrán sufrido el “mal de mar” en alguna ocasión, sobre todo tras largos periodos en tierra. El organismo acaba acostumbrándose al balanceo de la embarcación después de varios días, pero al principio, puede resultar un grave inconveniente para disfrutar del barco y del mar.


Los síntomas del mareo
El aturdimiento y las náuseas son los primeros síntomas que anuncian el mareo. Posteriormente pueden aparecer el vómito, la debilidad, el sudor frío y un malestar general muy desagradable, que puede impedir incluso el normal desempeño de actividades cotidianas. El mareo puede llegar a producir inestabilidad y pérdida de equilibrio.

¿Qué hacer para prevenir el mareo?
La mejor manera de evitar el mareo es prevenirlo, porque una vez  aparecen los síntomas más intensos es difícil revertir la situación. Por eso, si hace tiempo que no has salido a navegar o sabes que eres propenso al mareo porque lo sufres con frecuencia en otros medios de transporte como el coche o el avión, te será de utilidad seguir las siguientes pautas:
• Toma mediación para evitar el mareo una hora antes de embarcar (en todo caso, lee las indicaciones y síguelas)
• Permanece en cubierta, al aire libre y mirando al horizonte
• Abrígate con ropa cómoda
• Evita entrar en cabina (si no es imprescindible)
• Respira profundamente
• Bebe mucha agua y evita las comidas copiosas, grasas o picantes.
• Evita concentrar la vista en libros o tras el objetivo de una cámara fotográfica durante mucho tiempo

Combatir los primeros síntomas
Si empiezas a sentir el adormecimiento o las náuseas típicas del mareo, esfuérzate en mantener una actitud mental positiva: será tu mejor aliada.
También te recomendamos que permanezcas en cubierta y te entretengas con cualquier actividad que puedas realizar mirando el horizonte y respirando profundamente.